LIBROS

LIBROS

"Todas las caras de la violencia"

Autor: Mauricio Javier Campos - Editorial Autores de Argentina, Buenos Aires, noviembre de 2020 (214 páginas).

16 de abril de 2021 11:04:00

Sinopsis:

El volumen Todas las caras de la violencia reúne artículos y ensayos escritos para distintas universidades sobre variados temas vinculados al narcotráfico y el crimen organizado en América Latina, la insurgencia mapuche, la corrupción, las operaciones psicológicas de inteligencia y propaganda, las estrategias de desinformación y la ideología del terrorismo yihadista.

Algunos de estos trabajos fueron previamente publicados por TRIARIUS, Boletín de Prevención y Seguridad ante el Terrorismo Global y las Nuevas Amenazas editado en Colombia, la revista AL-GHURABÁ de contra-narrativa para la prevención de la radicalización violenta de etiología yihadista, editada por profesionales de la Comunidad de Inteligencia y Seguridad Global-CISEG de España, y la Red SAFE WORLD de estudios avanzados en seguridad integral, vinculada a la Universidad de Granada.


Extractos (Del capítulo: Operaciones psicológicas de Inteligencia y propaganda)

Los grupos insurgentes y desestabilizadores eran duramente reprimidos. En los imperios mesopotámicos eran perseguidos y aniquilados a través de campañas militares y con técnicas que buscaban expulsar y erradicar a los sediciosos, adoptando la forma y metodología de lo que hoy se conoce como terrorismo de Estado.

En el siglo XII surge la secta de los Asesinos dentro del propio Islam, cuyos miembros se dedicaban a los asesinatos políticos y religiosos cumpliendo con obediencia ciega su cometido. Mataban por encargo de cualquier facción que les pudiera pagar y consumían drogas como el hachís para estimular su éxtasis religioso y espíritu combativo, convencidos de que existía para ellos un paraíso si morían en el transcurso de su misión. Fueron fieles ejecutores de la yihad o guerra santa. Los mismos musulmanes los consideraban herejes peligrosos y temibles, al igual que los cruzados. Aquí se puede ver más de un punto de coincidencia con los sicarios de la secta judía de los zelotes y aún más, con el mundo actual, no solo por el uso de las drogas y el adiestramiento al que eran sometidos como técnicas del lavado de cerebro y vehículo para ejecutar actos de auto-sacrificio suicida en consecución de sus objetivos, sino también en la metodología mercenaria utilizada también hoy por los carteles del narcoterrorismo y bandas criminales.

En Egipto, un estado teocrático por excelencia, los judíos estaban esclavizados y fueron sometidos hasta el momento de su expulsión o éxodo propio, según la versión que se quiera adoptar. Nuevamente el modus operandi y las técnicas usadas por estos grupos insurgentes los deslegitimaba ante la población, la cual también se veía perjudicada por su accionar en la propagación de ideas subversivas. Para el sociólogo Vance Packard ("Los moldeadores de hombres", 1975), la doctrina judeo-cristiana engendró e impulsó con gran éxito la creencia de que Dios creó al hombre a su propia imagen y de aquí la consternación que despertó en el siglo XIX la teoría de la evolución de Darwin. Esta creencia de que solo el hombre contaba con el toque divino, y que el pueblo hebreo era el elegido de Dios por sobre todos los demás, contribuyó a difundir la idea de una deidad vengativa, apoyándose en el uso de antiguas escrituras y textos mitológicos como material propagandístico que luego fue recopilado en el Antiguo Testamento, como es el caso de las diez plagas que asolaron al país de los faraones, relato que justificó la persecución de los judíos y su consiguiente huida en masa al desierto y la tierra prometida.

Según el Antiguo Testamento (Números, 13), Moisés ya utilizaba espías que envió a explorar la región de Canaán y, en una época no tan distante a la recopilación de estos textos bíblicos, el estratega chino Sun Tzu dedicaba un capítulo entero de su obra "El Arte de la Guerra" a las actividades del espionaje y postulaba su doctrina de la perturbación psicológica para enfrentar a sus adversarios. Sun Tzu hacía hincapié en la planificación estratégica para disminuir los riesgos, a evitar los enfrentamientos innecesarios para no desgastarse y, entre otras cosas, en saber percibir lo que yace oculto. Lo esencial es invisible a los ojos, puede decirse. Destacaba las invalorables maniobras de distracción y engaño para despistar al enemigo y socavar su moral.

Dice el matemático Piergiorgio Odifreddi ("Por qué no podemos ser cristianos", 2008) al ocuparse de los vericuetos históricos del pueblo hebreo y a la extraña mezcolanza de textos, en este caso a las dos versiones de la creación o del Génesis en el Antiguo Testamento: "las divergencias se vuelven políticas y legales: de ellas se deduce que las dos versiones reflejan, por un lado, las vicisitudes políticas de los dos reinos septentrional de Israel y meridional de Judá, en los que se había dividido el país tras la muerte de Salomón (...); por el otro, las rivalidades teológicas de las distintas órdenes religiosas del país (...)". "(...) Puesto que se querían unir para forjar una historia común, después de la reconstrucción del Templo y la restauración del Estado judío descritas en los libros (...) ninguna tradición podía ser descartada sin crear resentimiento en la parte de la población a la que esta pertenecía, unas veces se decidió sencillamente yuxtaponerlas, como en el caso de la creación (...)". No se sabe exactamente cuándo ni quien hizo esta compilación, aunque se aventura que fue después del regreso del exilio en Babilonia. Muchos de estos textos fueron plagiados a las culturas mesopotámicas.

Al respecto, Moisés fue un legislador notable para su tiempo, introduciendo ideas tan avanzadas como el monoteísmo que ya había intentado imponer Amenhotep IV en Egipto con escasa fortuna. Sostiene Fernando de Orbaneja ("La Biblia al desnudo", 2008) que Moisés "aprovechó el Código de Hammurabi y las leyes egipcias, adaptándolas a la realidad en la que vivía y a la idiosincrasia de su pueblo. Además percibió que las tradiciones constituyen un factor de suma importancia en la unidad y en la identidad de los pueblos; por eso instituye una serie de tradiciones detallando sus prácticas con verdadera minuciosidad (...)". "(...) Una serie de leyes vitales para la convivencia y la aplicación de la justicia".

Para el historiador Pablo Allegritti ("El Klan de Hitler", 2005), "los jefes tribales se han servido de acciones encubiertas dentro de poderosas fraternidades étnicas o sociedades reguladoras", y el antropólogo Maurice Godelier, apunta: "Los verdaderos actores de la historia saben que utilizan medios simbólicos pero saben también, que su poder por medio de símbolos, que su poder sobre los símbolos es un poder eficaz, real y no ilusorio. No es para ellos lo que nosotros llamamos poder simbólico." Una sentencia muy acertada esta última, si se la extrapola y vincula (en un esfuerzo por relacionar, comprender y asimilar sucesos históricos), con el cristianismo, a partir de su adopción por el imperio romano de Constantino, de la instrumentación de los primeros Concilios a partir del de Nicea en 325 de la e.C., y la institucionalización del cada vez más acentuado dogma de la Iglesia y el clero. Esta decisión conlleva un sentido y una intención de búsqueda de la unicidad dentro de la estructura política, social y militar del imperio, para lo cual el cristianismo en plena etapa de organización se apropiará del simbolismo pagano (desde el Sol Invictus hasta Lucifer o el portador de luz, mito asociado al planeta Venus y al ángel caído), y lo usufructuará para su mejor adaptación y supervivencia en su nueva realidad y estatus. Silenciado y manipulado el simbolismo subyacente, el secreto del éxito dogmático de los nuevos padres de la iglesia y de la pretendida espiritualidad de Occidente, no consiste en ocultar el símbolo o hacerlo esquivo a la vista, sino en no revelar su verdadero trasfondo, haciéndolo inaccesible al discernimiento de los otros. Por último, sostiene Godelier: "esta estructura doble del poder de reivindicarse en el interés de todos y en estar al servicio de algunos, esta doble estructura es más antigua que el Estado." "En la evolución futura de la humanidad, al concluir las luchas, desaparecerán dos realidades que están en parte ligadas: la religión y el Estado, a través de la desacralización de las relaciones sociales."

En síntesis, el simbolismo es manipulado y aplicado en una atmósfera opresiva y de sometimiento donde el individuo no tiene escapatoria, sujeto al vaivén decisorio de un poder siempre ajeno a su persona (simulacro de predestinación), pero que vela sobre él ejerciendo una vigilancia rigurosa. El símbolo, su lenguaje y su mensaje implícito, es funcional y está al servicio exclusivo del todo, al conjunto orquestado para perpetuarse en el gobierno de los individuos. Se impone el sistema, la doctrina y la casta que lo maneja. Paradoja de la letra muerta del dogma, que todo lo enturbia, y es atribuible alegóricamente al individuo que está imposibilitado de expresarse.

Se ocuparon de ello, desde distintas ópticas, estudiosos y académicos como Joseph Campbell, Elaine Pagels, Edward Burman, Carl Jung y Mircea Eliade, entre otros.

El autor

· Mauricio Javier Campos es experto en análisis del terrorismo y la violencia política (Máster en Fenomenología Terrorista por la Universidad de Granada), en Crimen Organizado Trasnacional (Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado-UNED), y en Inteligencia y Anticorrupción (Universidad Tecnológica Nacional). También se diplomó en Criminalística y Criminología (Universidad Siglo 21), en Seguridad Privada y Corporativa (Universidad Blas Pascal), Estrategia (Universidad Maimónides), Relaciones Internacionales (Universidad Austral), Seguridad y Defensa (Centro de Estudios Superiores de la Fundación para la Integración de Estrategias Profesionales y Centro de Estudios en Estrategia y Políticas Públicas), Propaganda, Guerra Psicológica y Geopolítica de las Religiones (Centro de Estudios de Geopolítica y Seguridad de España), Grupos Urbanos Violentos (Lisa Institute), y otros estudios en Contraterrorismo e Inteligencia (Campus Internacional para la Seguridad y la Defensa de España).

· Cuenta con diversos artículos y libros publicados en Argentina, Colombia y España.

· Ha dado conferencias en el Gabinete Marplatense de Estudios Históricos Regionales (período 2004-2015), en la Biblioteca Nacional de la República Argentina, en la Sociedad Argentina de Escritores, en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, y otros espacios.

· En dos oportunidades (bienios 2015-2016 y 2017-2018) se le otorgó la Faja de Honor de la Sociedad de Escritores de la Provincia de Buenos Aires en el género ensayo al mejor libro publicado.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Avisos clasificados de propiedades