MUJER

MUJER

Martina Iparraguirre: Ser importante es del ego, ser feliz es del alma

La risa es la distancia más corta entre dos personas, y si algo nos unió en este pequeño dialogo, fue no solo su historia de vida, sino su sonrisa y espontaneidad. Hay una frase Zen que expresa algo así como que "Es más fuerte, quien más sonríe" sin dudas son palabras que la caracteriza. Los ojos no mienten jamás y en su mirada hay un brillo que irradia optimismo, ideales, convicciones fieles a sí misma y a sus metas.

28 de noviembre de 2020

Lic. Meme Rojas
@memerojas_

Hoy en este espacio Martina Iparraguirre, médica de nuestra ciudad, compañera de vida de Ariel, mamá de Lupe y Eva. Y desde el mes de octubre funcionaria provincial: Directora Asociada de la Región Sanitaria VII.

Cuando una mujer es todo terreno, lo que sobran son caminos. Siguió sus sueños para escribir su hoja de ruta, desde sus valores, su confianza en sí misma y saber que lo único imposible es aquello que no intentas.

LOS RECUERDOS SON LAS FOTOGRAFÍAS TOMADAS CON EL CORAZÓN. ALGUNAS ESTÁN EN BANCO Y NEGRO, Y OTRAS TIENEN LOS COLORES MÁS INOLVIDABLES. COMO LA VIDA MISMA


¿Cómo observás la niña que fuiste? ¿Cuáles son esas anécdotas de tu infancia que jamás vas a olvidar?

Me recuerdo como una niña con un universo interior muy rico, lleno de personajes, historias fantásticas y desafíos. Con mucha relación con la naturaleza, muy bichera, vivía rodeada de perros, gatos, hasta zorrinos tuve de mascotas. Según mi viejo era un monito, los deportes me resultaban naturales y siempre fui bastante comodín para todo. De mi infancia te podría contar mil cosas pero sin dudas las salidas a las sierras con mi viejo se llevan el 1er puesto, papá tenía la rara costumbre de nunca ir por el camino fácil o marcado ( algo de esto se impregnó en mi personalidad ahora que lo pienso), entonces vos le decías "Papá vamos por acá que está marcado" y él siempre tenía una excusa de por qué no ir por ahí, y esa excusa siempre terminaba en agua hasta la cintura, la cara rayada de andar entre moras y paja brava, llegadas al anochecer y mil cuentos desopilantes.

¿Cuáles fueron los hechos que más te marcaron en tu adolescencia?

De mi adolescencia te podría relatar dos grandes eventos que me marcaron: el juicio a María Soledad Morales me mostró el poder de la movilización popular, la fuerza de lo colectivo, la impunidad del poder, la inequidad de género (aunque no se hablara del tema en esa época), el feudalismo de muchas regiones de nuestro país. Me acuerdo que llegaba del colegio, me sentaba a almorzar y me quedaba pegada a la tele toda la tarde. Y casualmente ese mismo año al terminar 3er año en la Escuela Sagrada Familia me echaron "muy amablemente". Recuerdo perfecto cuando me llamó la hermana Alicia a su escritorio y sin levantar la voz me dijo que me tenía que ir del colegio, cuando pregunte por qué (pensá en la situación de una niña de 15 años de pie frente a una autoridad que concentraba absolutamente todo el poder) me respondió "Este lugar es demasiado chico para nosotras dos, alguna se tiene que ir" con la lógica de la adolescencia dije "ok me voy yo". Lo insólito de la situación es que era una alumna que cualquier directivo de hoy haría lo imposible por retener en su Institución, lectora, curiosa, cuestionadora, estudiosa. Para mi mamá fue un verdadero horror. Era noviembre, casi en una época donde no había la oferta educativa que hay hoy en Tandil. Salí con una amiga a buscar Escuela, y encontré un banco en el Nacional donde conocí gente maravillosa y hasta un novio que me duró varios años. Yo entendí cabalmente en ese momento que ser distinta tenía su precio y desde ese entonces nunca más intente camuflarme en el rebaño Ahora que lo pienso, le debo una a la Hermana Alicia.

Es necesario insistir una vez más que si no estamos dispuestos a comprometernos -principalmente los universitarios- a luchar por los cambios estructurales que nuestro país y toda Latinoamérica demanda -principalmente en educación y salud- seguiremos siendo testigos de esta sociedad injusta donde parece que el tener y el poder son las aspiraciones máximas. (De "Recuerdos de un médico rural", 1980 Rene Favaloro.)


¿Recordás el día que decidiste ser médica? Sentís que tu papá dejó huellas en ese camino?

Por supuesto que sí. Y sé que mi viejo tuvo absolutamente que ver con mi elección profesional. El vivió su profesión con una entrega y una pasión que era imposible que no se te pegara. Me acuerdo la tarde que entre al hospital estando en cuarto año y algo de ese ambiente me movilizo y ese día le dije a mi papá que quería estudiar medicina (hasta ese momento decía que iba a ser actriz). Fue absolutamente intuitivo. Después tuve idas y vueltas con mi profesión, rupturas y reconciliaciones, hoy estamos en etapa de idilio.

Te sumergiste en una de las profesiones más tradicionales y legitimadas de la sociedad. Mas allá de ello, ¿Qué fue lo que descubriste en tu rol de médica?

Virchow, un patólogo alemán de la revolución de 1880 (del cual en la currícula tradicional solo nos enseñaron algunos aspectos de la epidemiología dura), dijo: "La medicina es una ciencia social y la política no es más que medicina en gran escala".

Me maravilla la capacidad de transformación que tiene la medicina en el tejido social, en el potencial humano, ¿me pregunto "se puede pensar un peronismo sin Carrillo"?

¿La educación no cambia a las personas cambia al mundo dice el maestro Freire, qué fue lo que te motivó a ser docente? ¿Cuál es tu mayor desafío como educadora?

A la docencia llegue por otros docentes, esos que en medio del sopor dicen algo que enciende todas las alertas mentales, que echa a andar el engranaje o pone en funcionamiento la máquina del pensamiento crítico. Que avivan la llama de la curiosidad, que es el motor de la ciencia y la investigación. Hay una frase que tengo en un cuadro hecho por una amiga que dice "La verdad nace como herejía y muere como dogma". Quisiera dejar eso en mis alumnes. Que nunca den nada por sentado, que cuestionen la injusticia siempre. Que el orden establecido, es establecido por alguien nada más y por lo tanto perfectible y cambiable.

Hay una frase que amo que dice algo como "que el privilegio no te robe la empatía" tu vida transcurrió sin carencias, ¿pero sin embargo siempre tuviste un perfil social desde que egresaste, por qué crees que fue así?

Por mis viejos sin lugar a dudas, pensá que mi papá en los 90' cuando todos hacían plata andaba en un 505. Me acuerdo de acompañarlo a hacer domicilios a cualquier hora que duraban eternidades por que incluían mate y algo para picar, y jamás se le ocurrió cobrar un centavo.

Pero me acuerdo particularmente de un viaje a la Patagonia. Papa había hecho poner esas mallas metálicas en el parabrisas porque íbamos a andar por camino de ripio; en un tramo decide levantarla y no va que aparecen unos pibes nos embocan un piedrazo y astillan todo el parabrisas. Era una zona pobre de Neuquén y justo cuando íbamos a empezar a putear, él nos frenó diciendo "Cállense la boca, imagínense si les hubiera tocado nacer acá". Siempre tuvimos en claro que la vida es una tómbola, y por supuesto que no reniego de mis orígenes y mis privilegios, pero entendimos siempre que no había ningún mérito en ello. Y ahora que lo pienso quizás mi diploma de honor se lo debo a esta responsabilidad de tener que hacer un poco más por la suerte de haber nacido donde nací.

VISUALIZAR A LA MUJER QUE QUERÉS SER, PARA SER LA MEJOR VERSIÓN DE SI MISMA


Martina como mujer en la actualidad: ¿Cómo conjuga tantos roles en su vida? ¿Qué esperás de tu linaje femenino?

Los roles los conjugo como puedo, a los ponchazos. Tengo un compañero con el que nos hacemos buenos pases. Pero es muy difícil, no hay un día en el que no me pregunte cómo sería si fuera varón. Me cansa la cuesta permanente por ser mujer. Entiendo que la perspectiva de género solo suma y que la resistencia a esta mirada esconde cierta violencia soterrada; cuando un medio local pone "a pesar de los laureles que dice tener se sabe que está ahí por ser la hermana de Rogelio" me parece de una violencia espantosa. Además creo que los y las muchachas estarían necesitando algo de capacitación en género y atrasan por lo menos 20 años. De mis hijas espero que sean felices, buenas y se llenen de amigos (tres cosas que creo van de la mano) y quisiera que no tengan que lidiar con el machismo, la violencia y la misoginia como nos tocó a nosotras.

Egresada de la UBA con diploma de Honor, gran recorrido profesional en la praxis y en la investigación. ¿Cómo te llevás con los juicios de valor de determinados medios o personas que te ubican en tu actual rol simplemente por "ser la hermana de"? Dicen que la vida es un eco, mirando a los ojos a cada persona que subestima tu capacidad, tu esfuerzo y perseverancia: ¿Qué le dirías?

A esa gente no le diría nada. Creo que con la edad se aprende con quienes se puede hablar y con quienes no. El ladrón cree que son todos de su condición y a veces la mejor manera de lidiar con la miseria propia es tratar de ponerla en otro. En todo caso les diría que está la terapia para lidiar con estas cosas.

Como funcionaria, ¿ahora que ya paso tanta agua bajo el puente, qué fortalezas y debilidades crees que tuvo el gobierno nacional y local en el contexto de Covid?

Es difícil hacer esa evaluación porque todavía estamos transitando la pandemia. El acierto sin lugar a dudas fue poner al Estado en el centro de la escena como gran ordenador (esto pasó en otros países como España donde el rol de la sanidad privada fue pobrísimo). Después de 4 años de Ministerio de Salud degradado, Ministerio de Ciencia y Técnica cerrado, tener que enfrentar una pandemia de estas características, donde necesitas de todos y cada uno de tus científicos fue muy difícil. Creo que esa fue una de las razones de una centralización en la toma de decisiones que ahora puede parecer excesiva. La información se podría haber dado mejor, pero esto es fácil decirlo ahora. En su momento no sabíamos lo que se venía, veíamos las imágenes de Europa y era una especie de película de terror que avanzaba inexorablemente hacia nosotros. Una de las mejores decisiones fue la de licitar en varios laboratorios a la vez la compra de distintas vacunas.

¿Qué mirada tenés con respecto a la vacuna?

Sin dudas creo que la vacuna será uno de los eventos del siglo XXI. Nunca antes sucedió que toda la humanidad al mismo tiempo está esperando lo mismo. Vos pensá que, después de la potabilización del agua, las vacunas son el dispositivo sanitario que más vida ha salvado en la historia de la humanidad. Que el rebrote del 2021 nos encuentre con los adultos mayores y el personal esencial vacunado va a cambiar radicalmente la cuestión. Hablamos de un operativo de una magnitud nunca vista, que nos va a poner a prueba como sociedad y como estado.

Hace tres días la vacuna rusa Sputnik V demostró una efectividad del 95 por ciento, según los datos preliminares del segundo análisis intermedio del ensayo clínico de la fase 3. La singularidad de la vacuna rusa radica en el uso de dos vectores diferentes basados en el adenovirus humano, lo que permite una respuesta inmune más fuerte y más larga a comparación de otras vacunas. Mas allá de esta gran noticia, y en la controversia de esta temática, ¿Qué camino va a tomar nuestro país?

Hay varias vacunas que están atravesando fases III similares. Tengo entendido que se compraron varias, pero no te podría dar más precisiones. Si te puedo decir que el gobierno provincial está trabajando con la estrategia de diferentes escenarios. Y en base a esto la energía en este momento esta puesta en la capacitación y multiplicación del Recurso Humano, así como también en el relevamiento de infraestructura. Llegue la que llegue nos tiene que encontrar preparados para empezar a vacunar a las 48 horas.

¿Qué nos queda pendiente como pueblo? ¿Qué aprendizajes nos deja como sociedad?

Nadie se salva solo, elijo quedarme con este mantra. De todas maneras, no creo en un mundo mejor después de esto. Al capitalismo no lo para una pandemia.

En este contexto donde se está discutiendo la ley sobre la interrupción del embarazo: ¿Cuál es tu mirada como ser humana, médica, mujer y funcionaria?

La interrupción voluntaria del embarazo debe ser una política de Estado como lo es en todos los países serios con los mejores indicadores sanitarios del mundo, a los que decimos admirar solo cuando nos conviene. Lo podes ver desde la epidemiologia convencional o desde la epidemiologia feminista. La reducción del riesgo y de la vulnerabilidad se tocan en la interrupción voluntaria del embarazo como una herramienta indispensable.

Cecilia Grierson, la primera médica de Argentina, fue un símbolo de lucha y de entrega, una mujer que en pleno siglo XIX supo convertir obstáculos en desafíos, y labrarse un destino muy diferente al que la sociedad de entonces le tenía reservado. ¿Qué fue lo que te inspira de ella?

Todo. Me pasa con todos y todas los que son capaces de romper con ese supuesto destino que tenían marcado. Con aquellos que son capaces de ampliar sus márgenes de libertad y de acción más allá de los impuestos por los cánones sociales. Sería interesante ver que escribían los medios de la época sobre ella, ¿no?

¿Cómo ves la existencia de este espacio, para visibilizar a Mujeres de nuestra ciudad?

Importantísimo, como todo espacio que sirva para visibilizarse. Esto recién comienza y el patriarcado tampoco retrocede así nomás, porque tiene aliadas muy importantes y son las mujeres. La visibilización debe ser una tarea cotidiana, diaria y constante, por más que te tilden de aburrida o de ploma. El feminismo llego para incorporar derechos.


Debo agradecer a la vida, con respecto a mi rol en este suplemento, los aprendizajes al escuchar a cada una de las mujeres con las que dialogo.

Cuando la ignorancia critica, la inteligencia observa y calla. Y Martina es el reflejo de ello. Con esto me refiero a ciertas críticas que recibió por ser "hermana de". Quiero poner énfasis en la enseñanza que me dejo escucharla. Sus títulos, su gran recorrido en sus prácticas profesionales, en la investigación y en el territorio como medica no son de parentesco, son académicos. Y emergen de una praxis comprometida con la realidad social. Lamento la estigmatización constante sobre las mujeres y el afán de algunas personas de emitir juicios de valor sin fundamento alguno. A las palabras no se las lleva ningún viento, cada palabra edifica o destruye.

Dicen que al que es feliz se le nota. No critica, no envidia, no juzga, no busca pelea, no fastidia y no muere por ser el centro de atención. Así es Martina. No pude abrazarla al terminar la entrevista, la cual trascurrió en su hogar (que también refleja su energía tan libre como su mirada). Me quedaron por compartir unas palabras de la Madre Teresa que desde su humildad nos dice: "quien dedica tiempo a crecer y a superarse a sí mismo, nunca tendrá tiempo para criticar".

Feliz de encontrarme con este tipo de seres que entendió que una vida feliz no se encuentra, se hace. Feliz de aprender de una mujer como vos y yo, que día a día vive sus instantes desde la pasión y la simpleza de la vida.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

POR M.V. JORGE RAUL SPINELLI

POR M.V. JORGE RAUL SPINELLI. La castración de los terneros

15/01/2021 12:01:00

Convenio entre Municipio e Iglesia de Cristo Cielos Abiertos

Convenio entre Municipio e Iglesia de Cristo Cielos Abiertos. Se desarrollará una huerta agroecológica en Villa Aguirre

14/01/2021 12:01:00

CUENTOS DE VERANO

CUENTOS DE VERANO. Las nietas del contrabandista

14/01/2021 12:01:00

LA REALIZA EL MUNICIPIO

13/01/2021 12:01:00

LA REALIZA EL MUNICIPIO

LA REALIZA EL MUNICIPIO

Capacitación sobre marketing digital y venta online para comerciantes

PARTE DEL MARTES

PARTE DEL MARTES. Sigue en aumento el número de casos

13/01/2021 12:01:00