MUJER

MUJER

Copilota de la Vida

"Si el camino es difícil es porque vas en la dirección correcta"

9 de enero de 2021 09:01:00

Lic. Meme Rojas
@memerojas_


El rol de las mujeres en la actividad empresarial es cada vez más destacado. Queda mucho camino por recorrer en términos de conquistas de derechos en el ámbito privado, pero es de gran importancia poder visibilizar estas historias de vida. Liderazgo femenino que emerge en una sociedad que lucha por la equidad de género.

En nuestro país sólo el 30% de los líderes empresariales son mujeres. Nuestra entrevistada es un ejemplo fiel del convivir dentro de este proceso de transformación cultural que vienen trabajando las mujeres y el mundo empresarial. Uno de los principales desafíos de la industria argentina hoy en día es la implementación de políticas de equidad de género en entornos considerados tradicionalmente masculinos. De bajo perfil, su protagonismo es indudable en nuestra sociedad en cuanto a prácticas de empoderamiento de la mujer en el trabajo, el mercado y la comunidad.




Hoy en este espacio, Alejandra Malisia, nacida un 2 de mayo de 1970. Tandilense de pura cepa, casada con Ángel Luján, formaron la familia que siempre soñaron, padres de Federico y Sofía. Amante del arte, especialmente de la pintura, esta gran mujer, aunque muchos ignoren, es hija de "Pepino" Malisia, reconocido piloto de Turismo Carretera. No es casual que haya sido copilota de su padre. Simboliza mucho los aspectos de sus características como persona: fuerza, garra, coraje. El TC es un ámbito deportivo masculino, pero desde siempre marcó huella sobre el rol de la mujer. Aprendió desde siempre que el coraje no era la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. Una mujer valiente no es aquella que no siente miedo, sino la que vence ese temor.

Perteneció al grupo de Mujeres Empresarias de Tandil. La escuchaba y pensaba que cada una de sus palabras reflejan lo importante que es trabajar en lo que creés y poder sentirte orgullosa de lo que hacés. Puso en verbo las palabras lucha, constancia, perseverancia y aunque su paso por un espacio patriarcal y conservador le enseñó que no existe la libertad si seguimos en un mundo de desigualdades, nunca bajó ni bajará los brazos. Porque la igualdad de género debe ser una realidad vivida, aprendió a entender que nunca debemos permitir que nadie nos diga que podemos hacer y que no. Aprendió y me enseñó que el crecimiento viene sólo a través del esfuerzo y de la lucha continua, que la fuerza de voluntad vence todas las dificultades.

Alejandra gracias por enseñarme que el camino para la conquista de derechos es lo colectivo, que la unidad es la fuerza, el conocimiento es el poder y la actitud lo es todo, pero no olvidando que el éxito consiste en confiar, en no depender de nadie y saber que nada es imposible cuando una mujer segura de si misma se viste de fuerza y de dignidad.

- Ale: qué recuerdos tenés de tu niña interior? Cómo transcurre tu infancia?

- Bueno, el recuerdo que tengo de mi infancia es lindo, tuve una infancia feliz, transcurriendo cada etapa siempre acompañada por mi mamá, papá, mi hermana, abuelos y tía. Si bien para mí era normal, porque mi viejo siempre corrió en autos, desde que yo tenía meses. Los recuerdos son de juegos, de viajes todos los fines de semana a distintas ciudades de la provincia donde corría mi viejo, ahí era encontrarnos con otros chicos y jugar todo el domingo. Después recuerdo los actos escolares con esos trajes de dama antigua, la llegada de los Reyes Magos, los domingos de juegos de mesa con amigas, las vacaciones con mis abuelos en Mardel, en fin muchas cosas lindas, que estaría horas contándote.

- Contanos sobre tu adolescencia, qué no olvidás de ella?

- Ingresé al Secundario en el año '83, primer año democrático, y me eligen como representante del salón para el Centro de Estudiantes. Mis viejos no se pusieron contentos porque veníamos de años de represión, silencio y nada de esto era posible. Así que cuando les conté, el cargo me duró un suspiro, tuve que renunciar. El miedo que había en la sociedad era muy fuerte, en ese momento, creo que también tiene que ver con unas de las anécdotas que no voy a olvidar.

- Cuál es la anécdota que nunca vas a olvidar?

- Tengo miles, pero me remonto a mi egreso, Escuela de Comercio año '88, un grupo de compañeros unidos, que al día de hoy seguimos en contacto y nos reunimos todos los años. Menos éste que pasó por las razones conocidas. Preparar los trajes, organizar el viaje de egresados, la fiesta, era tan sencillo y la disfrutábamos tanto, manejar la agrupación, junto con Luciano, éramos los dos que llevábamos las riendas de la misma y es el día de hoy que somos los encargados de organizar cada encuentro.


- Cómo se conjugan todos tus roles? Cómo te acompañó tu maternidad en tu actividad como empresaria?

- Siempre me preguntaba cómo iba a poder trabajar con hijos, cómo desarrollar mi actividad y no descuidarlos. Bueno, todo se puede. Siempre nos complementamos con Ángel, mi esposo y compañero de ruta. Cuando nació Federico, hablé en mi trabajo si podía llevarlo, así que Fede me acompañó 6 meses a mi trabajo. Podía darle la teta, para mi fundamental y con Sofia pasó lo mismo. Siempre traté de equilibrar todo con ellos. No falté a ninguna fiestita de Jardín y de Colegio, fui a las reuniones de padres, en fin, estuve y estoy siempre. El jueves fue el cumple de Sofía y en un momento me dijo CÓMO TE QUIERO ALE, SOS TAN MAMÁ. Morí de amor. Ellos ya están estudiando en la facultad, pero yo siempre estoy ahí, y me acompañan en cada proyecto que emprendo, me dan su opinión y también colaboran si lo necesito.

- Cuándo descubriste que tu vocación estaba vinculada al mundo emprendedor?

- Siempre pensé en mi propia empresa desde que tengo uso de razón. Vengo de una familia emprendedora y en un momento de la vida la empresa familiar de la que era socio mi papá con sus tiíos, Transportadora Tandil llegó a su fin. Ésa fue mi oportunidad de asociarme con él y montar nuestra propia empresa de transporte, siempre ligada a Metalúrgica Tandil. Con el transcurso del tiempo, por esa personalidad inquieta de ver un poco más allá y de casualidad, conocimos a Mosaicos Blangino y sus integrantes, que confiaron en nosotros y hace ya más de 10 años que los representamos en Tandil y toda la provincia de Buenos Aires. Mi papá seguía ligado a los fierros desarrollando distintas piezas de competición. Entonces, lo que para cada uno empezó como una activad secundaria, pasó a ser la actividad principal y el transporte pasó a un tercer lugar y lo utilizamos sólo para nuestros productos. También hacemos fletes, pero ya no es la actividad principal. Siempre me vas a encontrar trabajando y pensando en más, en darle valor a nuestra empresa, mi viejo es igual, diría más arriesgado jajaja. Y lo importante en todo esto es saber que podemos trabajar en una empresa familiar, con todo lo que eso conlleva, pero siempre pensando en más. En sumar trabajo, apostar a nuestra pyme y en generar trabajo.



- Por qué creés tan importante que la mujer se desempeñe como líder en los espacios empresariales o de toma de decisiones?

- Si observamos nuestra historia podemos ver que a la mujer se le ha negado el acceso a los bienes de producción. Incluso cuando ellas heredaran, eran sus esposos o hermanos los que se hacían cargo del negocio. En nuestro Código Civil se otorgaba una tutela al esposo sobre la esposa para manejar los temas económicos. Con la lucha de los movimientos feministas se ha podido realizar un cambio en las normas legales y en lo cultural. Y la mujer hoy en día lidera emprendimientos y empresas.

Sin embargo, aún falta mucho de cambio cultural respecto a la visualización del trabajo de la mujer sobre todo en empresas familiares donde aún trabajando a la par que los hombres no se les reconoce esa labor ni desde lo económico ni desde lo simbólico. Si hablamos de la gremial empresaria la cuestión está aún más retrasada. La gremial representa el poder económico en la sociedad. Esos espacios están pensados para que sean la herramienta que lleve la voz de los sectores.

Sin embargo, hoy esto dista mucho de la realidad, porque un espacio de representación que deja afuera a más de la mitad de quienes representa, no simboliza entonces la realidad. Podemos ver fotos donde en las mesas de decisiones de estos espacios no hay mujeres. Y las pocas que hay son las que se adecuan al modelo que estas entidades anquilosadas y conservadores esperan del rol de la mujer "sumisa y servicial". Es "importante y urgente" que estos espacios se adecuen a las nuevas demandas sociales en cuestiones de reconocimiento a la mujer y empiecen a tener paridad en las mesas de toma de decisiones.

La mujer no sólo es dueña de capitales y lidera empresas generando empleo, sino que tiene una perspectiva de la realidad que es sumamente enriquecedora para nutrir cualquier espacio.

El negarle la posibilidad real de participación desde las dinámicas organizacionales no sólo es faltar a la verdadera representación de los sectores sino que es quitar la posibilidad a todas las instituciones que se enriquezcan con diversidad de miradas.

- Formaste parte de la Cámara Empresaria, ¿cómo observás el rol de la mujer en estos ámbitos? Qué enseñanzas te dejó? Qué te quedó por hacer?

- El formar parte de la Cámara Empresaria fue uno de los desafíos más grandes que he enfrentado en la vida empresaria. Desde lo personal es el aprendizaje a pensar lo colectivo por encima de lo individual. Entender que cuando uno habla, esa voz es de quienes están asociados, lo que implica una responsabilidad muy grande. Desde el rol de la mujer, la experiencia fue muy dura. La Cámara Empresaria de Tandil está conducida desde hace 100 años casi por un grupo cerrado y los liderazgos son casi monárquicos. Si bien el estatuto se ha modificado y no permite más de una reelección continua se las han ingeniado para rotar y ser siempre los mismos quienes toman las decisiones en la cocina. La mujer siempre estuvo afuera de este espacio de decisiones. Se le ha dado un lugar satélite con una mirada más social de integración con la comunidad y que no fuera del ámbito económico. Pareciera que se ha determinado que los espacios de mujeres se desintegren cuando tomaban algo de vuelo y poder. Esto es cultura de la organización. Patriarcal y conservadora. Basta con mirar la historia de la institución para validar esto que manifiesto.

Qué me quedo por hacer? Puedo decir que lo intentamos todo con el grupo de mujeres que trabajamos. De hecho, hasta armamos una lista encabezada por una mujer y con paridad y nos presentamos a elecciones. Lo seguiremos intentando hasta lograr que la comisión sea integrada con paridad en los cargos y en la mesa de toma de decisiones también.


- Qué deuda tenemos como sociedad en cuanto a la mujer que ejerce su rol como trabajadora en el ámbito privado?

- La deuda aún es muy grande con la mujer. Este último tiempo se ha hecho un reconocimiento a las tareas de cuidado. Mercedes Dalesandro, funcionaría del Ministerio de Economía, ha hecho una medición del aporte de las tareas de cuidado al PBI y esto es de un 16% estando por encima del aporte de cualquier sector industrial.

Un dosier del INDEC, de marzo 2020, muestra la brecha salarial que hay entre hombres y mujeres que supera el 25%. O sea que la mujer cobra un 25 % menos que un hombre por el mismo trabajo. Respecto al reconocimiento de lo que la mujer aporta al sector productivo al ser dueñas del capital y liderar empresas es una materia pendiente aún. Lo importante es que se trabaje en desarrollar un registro que mida la composición por género en la composición de las empresas. Eso permitirá con datos ciertos pedir el desarrollo de políticas públicas que nos permitan incentivar a que más mujeres desarrollen sus empresas.

- Qué palabras compartís para con tus pares?

- Que no duden en llevar adelante sus proyectos. Nada es fácil pero hay que insistir, siempre surgen dudas, ganas de abandonar, pero saber que eso se supera y un día con mucho amor y paciencia lo logras. Que nosotras podemos.

- Y para aquella mujer que aún no se anima a dar el gran paso de convertirse en ser líder de su sueño?

- Como te decía en la pregunta anterior hay que arriesgarse, hay que poner todo el amor a tu proyecto de independizarte y tener tu propia empresa. Ser tu propia jefa es incomparable, poder manjar tus tiempos, `poder desarrollar tu conocimientos, tus habilidades y saber que si hacés lo que te gusta, como dice un viejo dicho, no trabajás nunca más. Porque vas a disfrutar de hacer lo tuyo, de transitar este camino con alegría y disfrute.

Muchas gracias Meme por tenerme en cuenta y por esta hermosa nota, la disfrute mucho.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

por el primer ascenso a la LPF

16/01/2021 11:01:00

por el primer ascenso a la LPF

por el primer ascenso a la LPF

Estudiantes de Río Cuarto y Sarmiento de Junín se enfrentan

MUJER

MUJER. El arte de la Entrevista

16/01/2021 08:01:00

LIBROS

LIBROS. Recomendaciones azuladas

15/01/2021 14:01:00

POR M.V. JORGE RAUL SPINELLI

POR M.V. JORGE RAUL SPINELLI. La castración de los terneros

15/01/2021 12:01:00