HISTORIAS DE VIDA

HISTORIAS DE VIDA

Caballos rescatados del maltrato animal

En la Ciudad de Azul se encuentra el Haras Calvú Curá (cuyo significado es Piedra Azul), allí reside María Scaglia, una persona dedicada a los caballos, en particular aquellos que fueron maltratados por el ser humano.

Por: Susana Cristal
19 de julio de 2021 09:07:00

María ya tenía previamente una relación con ellos debido a que el haras pertenecía a su bisabuelo, con caballos de carrera. A pesar de ello, su miedo no traspasaba las barreras de poder estar con ellos, pues no comprendía la vida de estos animales, además de sus malas experiencias al montar.

Al pasar los años, viviendo en CABA y ejerciendo su profesión de Psicóloga con niños en riesgo, pensaba formar un proyecto de terapia asistida con perros para los niños. Al conocer los caballos en el curso de la facultad se enamoró de ellos, con la idea de establecer su propio centro de equino terapia.

Cuando se fue formando su manada, comprendió que la relación con los equinos es desde otro lugar, sin sometimientos, maltratos, monta, tracción a sangre; el vinculo relación humano y animal fue sorprendente.


"Nara", una de las yeguas rescatadas.


Actualmente posee dieciséis animales, algunos con historias de vida que dejan huellas en el animal.

En Bs As se contactó con una asociación de rescate equino, quienes realizan un seguimiento de los animales que entregan en adopción.

En esta bella historia conoceremos la de una yegua llamada "NARA". Con ella María tiene una conexión única. Este animal no puede tener vínculo con el ser humano debido al maltrato recibido en un campo; su defensa y reacción "es la agresión con mordidas o patadas si se siente acorralada"; solo María puede estar con "NARA". Acariciarla, darle de comer y hasta montarla sin freno ni montura, el contacto es: "ser humano y animal". Para lograr que "NARA" confiara en María, fueron dos años de arduo trabajo psicológico y paciencia, actualmente tiene 13 años.

El caballo no tiene que aceptar al ser humano, es una idea errónea, son presas; por ello el hombre quiere montarlo, hacerlo trabajar, pero su verdadera esencia y naturaleza es la "LIBERTAD" del SER.


Otras historias de su manada son Thalía y Amapola, pelajes overos y picazo. Amapola llegó a la vida de María con su potrillo llamado "Perseo" provenientes de la asociación de rescate de Bs As.

La mayoría de los animales que actualmente están en el Haras han pasado malas experiencias de maltrato o excesivo trabajo de campo.

Debido a la pandemia se ha postergado las terapias asistidas con caballos sin montar aportando la psicología en talleres con grupos. En esta charla con María transitamos también su lado como escritora. De allí nació un libro llamado "Los Relinchos del Alma".


María Scaglia y su libro "Los Relinchos del Alma".

Al llegar al lugar se destaca un cartel que dice: "Aquí vive la loca de los caballos". Amar a los animales, dejarlos ser en libertad, cuidarlos, mejorar su calidad de vida es lo más hermoso que el ser humano puede experimentar.

¡No al maltrato animal! Si ser locos por los caballos!


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.