HISTORIA

HISTORIA

"Bartolo", un caballo ciego y Magalí, su compañera de vida

Bartolo llegó a la vida de Magalí Moresco a los catorce años, ella es de Rosario Santa Fe, los dos de la misma edad, a Magui le encantaba escribir cuentos sobre un caballo negro, esto la ayudaba a salir de su realidad.

Por: Susana Cristal
6 de septiembre de 2021 12:09:00

Un día se olvidó el cuento sobre la mesa y su padrastro lo vio, pensó entonces regalarle un caballo, así comenzó la búsqueda de un equino. En una escuela de equitación dentro del hipódromo de Rosario realizó cuatro clases y durante ese período le ofrecían caballos, de pronto aparece el dueño de un caballo de carrera (cuarto de milla) llamado "Bartolo" y le ofrece vendérselo (lo utilizaban para varear otros animales) Magui lo fue a ver con su madre, la primera impresión fue negativa pues estaba muy flaco, de porte muy alto, con sus manos un poco torcidas y de color alazán, no era lo soñado por ella. Cuando ambos se miraron sintió que debía salvarlo y así tomó la decisión de comprarlo, era como la leyenda del "hilo rojo del destino "que afirma: "aquellos que estén unidos por el hilo rojo están destinados a convertirse en almas gemelas y vivirán una historia"...


Al montarlo por primera vez corrió ligero y su mamá gritaba muy asustada pero esta jovencita disfrutaba de ese galope rápido, de pronto "Bartolo" frena y vuelve al lugar de origen donde esperaba su madre. El nombre asignado es porque en el hipódromo creían que era "malo y agresivo". La vida de "Bartolo" fue de maltrato por ello se defendía mordiendo y pateando. Las huellas del maltrato animal quedan arraigadas hasta que el amor llega a su vida. Actualmente Magui y Bartolo tienen 27 años con una hermosa historia de vida. A pesar que la gente creía que podía lastimarla, este animal nunca lo hizo.


"La ceguera de Bartolo":

Hace cinco años comenzó a padecer "uveites" (ceguera equina) al perder la visión Magui sentía que lo perdía, entrando en depresión, pero al verlo de pie y esperándola detrás la tranquera todos los días, entendió que sus ojos fueran los de Bartolo para seguir adelante , misión que le fue otorgada para superación de ambos. El animal había cambiado su estado de actitud, un poco triste pero no se daba por vencido. Fue entonces que recordó su promesa: "prometo que haré lo necesario para verte feliz", a pesar de que la gente le aconsejaba sacrificarlo, decisión que no existía en la vida de ambos. Así comenzaron una nueva etapa donde la confianza era lo primordial.


Ella advertía que su manada lo dejaba de lado fue entonces cuando decidió aprender sobre "etología equina" para comprender el lenguaje y ayudar al animal. Lo separó en un corral y comenzó a trabajar con él, pues "Bartolo" no entendía como huir de un peligro, desplazarse normalmente fue un aprendizaje nuevo porque se llevaba todo por delante y se asustaba. Los caballos por su naturaleza se manejan con su cuerpo, de esa manera se le fue enseñando.

En la actualidad lo lleva a pasear y a veces lo monta a pelo porque "Bartolo es feliz así" el animal confía plenamente sintiendo que los ojos de Magui son los suyos. Siempre fue un caballo seguro y enérgico.


En septiembre cumplirá 28 años siendo su vida plena de amor y felicidad a pesar de los obstáculos y tropiezos "Bartolo" y Magali son ejemplos a seguir para aquellos que creen que es mejor sacrificar un animal por una deficiencia física, ellos nos enseñan que "SI SE PUEDE" con amor y confianza la vida vale la pena, que siempre se puede salir adelante. "Un ejemplo de superación y entendimiento".


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.